Etiquetas

, , , , ,

Neil Patrick Harris

Con los Oscars a la vuelta de la esquina, la Academia ya anunció su conductor para este año: el actor Neil Patrick Harris. Famoso por interpretar a Barney Stintson en “How I Met Your Mother”, es su debut en los Oscars, pero no es su primera vez conduciendo. Fue presentador de los Tony Awards en cuatro ocasiones diferentes, premios a lo mejor de Broadway. Además, estas conducciones le valieron un Emmy. Así que confiamos en que el graciosísimo actor de 41 años va a hacerlo muy bien.

La ceremonia es larga y algunas veces se torna sólo para desvelados. Es el conductor quien tiene la tarea de hacer de la larga lista de nominaciones y premios, algo divertido. Si esto no ocurre, la gente rápidamente cambia de canal y lee los ganadores en su timeline de twitter. Esto les ocurrió a James Franco y Anne Hathaway en 2011, ya que les costó mantener el ritmo del evento y la ceremonia fue calificada por la prensa como una de las más tediosas con uno de los más bajos ratings de la historia. Por eso, en esta nota vamos a repasar los más divertidos y ocurrentes conductores que los Oscars nos han dado. Adulen a sus favoritos, y defenestren a los que odian. Pero con fundamento.

1)- Whoopi Goldberg: La actriz ganadora del Oscar por “Ghost: La sombra del amor”, condujo la ceremonia cuatro veces. La primera de ellas fue en 1994 y se convirtió la primera mujer y la primera persona de color en conducir los Oscar. Con su impecable y ocurrente humor, pasó a la historia especialmente por sus cambios de vestuario. En 1999, cuando Cate Blanchett y Judi Dench estaban nominadas por el mismo personaje de Isabel I, Goldberg abrió la ceremonia con un impresionante vestido de época y la cara empolvada de blanco. En 2002 siguió con su juego de vestuario, cuando en su monólogo de introducción apareció vestida de bailarina (digamos) en homenaje a la nominación de Moulin Rouge.

2)- Steve Martin: El actor condujo la ceremonia tres veces: en 2001, en 2003, y 2010. Sin embargo, fue la última de ellas la que lo puso en la historia por una simple razón: Alec Baldwin. ¿Creen que fueron convocados por casualidad? En la tradición de los Oscars siempre hubo una rivalidad, Alec vs. Steve. Con comentarios ácidos e hilarantes, este bromance de Hollywood nos trajo una de las ceremonias más divertidas. Desde insultarse entre ellos, o adularse entre ellos, o señalar que los actores son todos estúpidos y egocéntricos imbéciles. Es divertido porque es verdad, y en muchas ocasiones hablaron por toda la humanidad. Como decir que Sandra Bullock “estuvo sólo bien en Miss Simpatía 2”. Que generosos.

3)- Hugh Jackman: Muchos no lo saben, pero nuestro Wolverine es mucho más que eso. Es un completísimo actor de teatro que sabe cantar y bailar como un genio. De hecho, en 2004 ganó un Tony por interpretar a Peter Allen en el musical “The Boy From Oz“. Esto es grande. Los Tony son los Oscar del teatro. En 2009 condujo los Oscars y pasó a la historia por llevar a esta ceremonia sus dotes de comedia musical. Con un número largo con muchos cambios de escenografía, pero baratitos, presentó con ironía y acidez todas las películas nominadas. Incluso tuvo la ayuda de Anne Hathaway, su coestrella en “Les Miserables“, para parodiar “Frost vs. Nixon“.

4)- Billy Crystal: Ya es un clásico. Condujo los Oscar nueve veces entre 1990 y 2012. Con toda esa historia, sabe cómo dar un buen espectáculo. Sus ocurrencias incluyen desde burlarse de las distribuidoras y sus presupuestos, hasta de los editores que dejan imágenes fuera de sincronía con el sonido. Y por supuesto, parte de su monólogo de esa ocasión está fuera de sincro. También canta y baila para presentar las películas, como lo hizo en 2012. Este comediante no deja títere con cabeza, no hay nadie de quien tema burlarse. Incluso, especialmente, de sí mismo. Uno de sus mejores momentos fue hacer su opening de 1992 disfrazado de Hannibal Lecter, en homenaje a “El Silencio de los Inocentes“, que estaba nominada ese año.

5)- Ellen DeGeneres: La periodista y comediante condujo los Oscars en dos ocasiones: en 2007, y el año pasado, 2014. En un estilo moderno, apuesta a no guardarse nada. Incluso acertó con su predicción / tirar terrible palo: “Posibilidad número 1, “12 años de esclavitud” gana a mejor película. Posibilidad número 2, son todos racistas”. Y de hecho ganó. Pero de todos modos pasó a la historia por ser la primera en conducir dentro y fuera de cámara. Cuando no estaba conduciendo, en los cortes comerciales y demás, se la pasó en redes sociales contando las perlitas que la Academia no iba a mostrar públicamente. Su famosa selfie con los actores fue la más retweeteada de la historia, casi 3 millones y medio de RT.

La ceremonia de los premios Oscar 2015 se realizará el 22 de febrero y estará presentada por Neil Patrick Harris. En Argentina podremos verla por TNT.