Etiquetas

, , ,

The-Hobbit-The-Battle-Of-Five-Armies-10

Con el estreno de la tercera parte de El Hobbit por el ya clásico director Peter Jackson, y la última película que realiza en la Tierra Media -por ahora al menos-, se ha desatado una batalla campal de fans. ¿Por qué? Desde que un libro relativamente corto ha sido adaptado en tres películas los fanáticos más duros del Profesor Tolkien pusieron el grito en el cielo. Por otro lado, los fans de las películas los criticaron de inflexibles. Pero, ¿cuáles son las libertades que Peter Jackson se tomó del trabajo de Tolkien, y por qué a nadie le son indiferentes?

En Batalla de los Cinco Ejércitos, igual que en las entregas anteriores de la ahora trilogía, vemos por lo menos tres arcos argumentales. En el libro no hay tantos. Recordemos que El Hobbit fue un regalo del Profesor para sus hijos, es un cuento infantil. ¿Podría haberse adaptado el único arco de El Hobbit en una sola película? Seguramente. Pero antes de salir corriendo a decir que en el libro esto y aquello no pasa, vamos a hilar mucho más fino. Porque hay mucho que si bien no está en el libro, sí aparece en otros libros. Para los que no están familiarizados con las obras de Tolkien, todos sus libros son coherentes entre sí en un solo universo, cuyas historias a veces se relacionan.

Pero, y es un pero muy grande, Peter Jackson sólo tiene por ahora los derechos de dos de ellas: El Señor de los Anillos y El Hobbit. Mucho de lo agregado en las tres entregas protagonizadas por Bilbo Bolsón está en realidad inspirado en otros libros, con ciertas libertades. Y otros elementos son simplemente el fan fiction del director. Fan fiction es un término que se refiere a historias creadas por los fans en un universo ya existente, poniendo a los personajes en nuevas situaciones o creando nuevas. Veamos un ejemplo. En el libro de El Hobbit, Bardo el Arquero no tiene hijos. Pero sabemos que los tendrá, así se lo cuentan los enanos a Frodo y Bilbo en su visita a Rivendel en La Comunidad del Anillo años después. ¿Es un pecado tan grande adelantar el nacimiento de estos pequeños para que aparezcan en El Hobbit?

Es quizá un atrevimiento, torcer el universo un poco pero dentro de la lógica de lo que está escrito. Sin embargo, hay atrevimientos mucho más polémicos. Uno de ellos es la aparición del Concilio Blanco (Gandalf y otros magos, Elrond, Galadriel, y otros dirigentes elfos) en Dol Goldur. El libro está escrito desde el punto de vista de Bilbo, así que no sabemos qué hace Gandalf cuando se ausenta. No directamente, lo sabremos por los apéndices y por la recapitulación que hace la siguiente reunión del Concilio en La Comunidad. En esta ocasión, Peter Jackson decidió mostrarnos algo que pasaba en otra locación de la Tierra Media. Ver a los miembros del Concilio peleando ha sido lo más raro de todo, pero sabemos que pueden ser guerreros porque lucharon en la Última Alianza. ¿Es un añadido? Sí, pero ¿es lógico con el universo? Totalmente. 

Un elemento que muchos odian es la aparición de Legolas y de Tauriel. Legolas no aparece como personaje en el libro porque fue una creación posterior, así lo explicó Tolkien cuando se lo preguntaron. Tauriel es una creación de Peter Jackson que muchos odian sólo por ser un personaje original de las películas. Y la odian más porque tiene el atrevimiento de mirar al enano Kili con ojos no muy amistosos. Sin embargo, Tolkien se refiere a los elfos silvanos en general, sin ninguno en particular. No es tan errado que Jackson destaque a uno. ¿Y la historia de amor? A nadie le molestó que Gimli viera de ese modo a Galadriel en La Comunidad, ¿así que por qué lo odian tanto ahora?

Es extraña la inclusión de Legolas y Tauriel en Gundabad, pero lógico. Esta montaña es un lugar sagrado para los enanos, donde se inició su raza; pero no puede explicárnoslo porque no tiene los derechos de El Silmarillion. Pero es cierto que para esta época Gundabad había sido tomada por orcos, coincidiendo con que el Rey Brujo toma Angmar y Sauron toma Dol Goldur. Como nos ha mostrado una locación con el Concilio Blanco, también vemos la otra. Se sabe, además, que hubo una serie de batallas en Gundabad, ¿por qué molesta tanto que Legolas mencione una de ellas?

Por lo demás, encontramos muchos elementos que le añaden un cierto dinamismo a la historia, corrigiendo una de sus críticas con El Señor de los Anillos; cuando muchos la criticaron de lenta. Entonces en vez de -por ejemplo- caminatas interminables, ha creado unos carros de batalla súper badass directamente sacados de los videojuegos. Sin embargo, también tenemos escenas que son prácticamente un calco de los libros, como la conversación entre Bilbo y Smaug en La Desolación de Smaug y otras en Batalla de los Cinco Ejércitos que serían un spoiler grande como la Montaña Solitaria.

Las películas y el libro son cosas totalmente diferentes. Las películas son más inclusivas con el universo de Tolkien, y las partes que son fan fiction son unas cuantas. Pero todo es lógico y fiel dentrodel universo de Arda y la Tierra Media. No olvidemos que las películas están hechas para que todos las entiendan, aunque no hayan leído ni una coma de Tolkien. La adaptación es eso, y me deja conformecuando pasa el shock inicial de algunos elementos. Si siguen con ganas de quejarse, piensen que si el director fuera Michael Bay, Azog sería Vin Diesel pintado de blanco.