Etiquetas

, , ,

Tendrá lugar el mes próximo uno de los más importantes festivales clase A en el mundo del cine internacional, y varias joyas esperan hacer su debut en el prestigioso evento. Por estrellas no sólo nos referimos a actores y películas, sino también a la estatuilla que se llevan lo os ganadores: The Star of London. Estas se entregarán recién el 18 de octubre.
image

Como en todo los festivales de cine, la competencia se realiza a partir de categorías, mientras actores y directores de todo el mundo concurren a apoyar sus producciones. Además, algunas de las candidatas al Oscar empiezan a hacer sus apariciones. Es el caso de The Imitation Game, que abre el festival. Fury estará encargado del cierre, y Selena verá la luz por primera vez, dos años después de haberse filmado. Ha sorprendido al público general que este film, la segunda vez que Bradley Cooper y Jennifer Lawrence armaran equipo, sea finalmente estrenado.

Sí, la segunda vez, ya que se filmó después de Silver Linings Playbook pero antes de American Hustle. ¿Entonces por qué se estrena recién ahora? La película, dirigida por Susanne Bier, se estrenará finalmente el 24 de octubre en el Reino Unido. Pues bien, se supone que la directora en un afán perfeccionista decidió guardar la cinta hasta que fuera el momento adecuado. No olvidemos que ella ganó el Oscar en 2010 por In a Better World. Sin embargo, el retraso en el estreno despertó rumores sobre la calidad de la película. Sin embargo, también se ha hablado de una interpretación sobresaliente de Jennifer Lawrence. La historia, basada en el libro de igual nombre de Ron Rash, cuenta la vida de los Pemberton, una pareja de Carolina del Norte durante la época de la gran depresión, 1929. Cuando la esposa descubre que no puede tener hijos, comienza una vendetta contra el hijo ilegítimo de su esposo.
image
Jennifer Lawrence y Bradley Cooper en Selena

Fury, otra de las joyas del festival que parece pisar fuerte para los Oscar. La película, protagonizada por Brad Pitt, cuenta la historia del último mes de la Segunda Guerra Mundial, abril de 1945. Un sargento estadounidense apodado Wardaddy tiene la misión de llevar un tanque llamado Fury tras las líneas enemigas para llegar a atacar el corazón de la Alemania Nazi. Pero Brad Pitt no estará sólo, y podrá llevar cinco hombres con él, que incluyen a Shia LaBeouf, Logan Merman, y Scott Eastwood. Aunque iba a estrenarse el 12 de agosto, la película fue movida al 17 de octubre. Quizá para poder mostrarse por primera vez el festival, o quizá para competir directamente con Drácula Untold. De cualquier modo, después de haber visto a Pitt en Inglorious Bastards, le tenemos fe para otro militar de la Segunda Guerra.
image
Brad Pitt en Fury

La apertura es para The Imitation Game y quizá la oportunidad de oro de Benedict Cumberbatch para ganarse una nominación al Oscar, si no el Oscar enterito. Nuestro Sherlock protagoniza esta co-producción inglesa y estadounidense interpretando a Alan Turing, un criptólogo y matemático que fue clave para romper el Código Enigma de la Alemania Nazi y ayudando a los aliados a ganar la guerra. Además, fue procesado penalmente por su homosexualidad. Este personaje da a Ben la oportunidad de lucirse, ya que la película se centra más en la biografía de Turing que en la guerra en sí. Recorre varios momentos importantes de su vida: una adolescencia infeliz, el desarrollo de la bomba lógica para romper el Código Enigma, y los sucesos que le siguieron como su encarcelamiento. Está basada en el libro Alan Turing: The Enigma, de Andrew Hodges.
image
Benedict Cumberbatch en The Imitation Game

Tenemos entonces tres películas que pisan fuerte en el London Film Festival, con mucho en común: las tres son dramas históricos. Dos de ellas están basadas en libros. Otras dos además tratan de la Segunda Guerra Mundial. Además, las tres cuentan con actores de primerísima línea, cualquiera de ellos podría ganar el Oscar por estas producciones. Sin embargo, responden a estilos narrativos e interpretativos diferentes. Algo es seguro, el festival estará reñido, y comenzará a darnos el barómetro de la temporada de premios que culmina en febrero.