Etiquetas

, ,

Después de la penosa espera luego de la Boda Roja, HBO anunció el jueves que la nueva temporada se estrena el 6 de abril. Pero el trailer se estrena este domingo 12. HBO transmitirá el primer trailer oficial justo antes del debut de la nueva serie True Detective.

game_of_thrones_season_4_poster_by_umbridge1986-d6kuyj0

La cuarta temporada arranca desde la mitad de Tormenta de Espadas, el tercer libro de la serie de siete que constituye Canción de Fuego y Hielo. El autor de los libros y productor ejecutivo, George R. R. Martin, escribió en persona la introducción de esta temporada. “Me gustan las cosas inesperadas, y siempre me gustó que el suspenso fuera real” dijo Martin a Rolling Stone, y agrega frases aun más horribles. “Quiero que mis lectores y mis espectadores estén asustados cuando mis personajes están en peligro. Quiero que tengan miedo de dar vuelta la página porque el personaje podría no sobrevivir”. Ok, eso ya lo establecimos; tenemos miedo George.

Hagamos un repaso por lo que nos espera en la temporada 4. Sin spoilers, sólo ofreciendo un panorama. La Guerra de los Cinco Reyes está cerca de terminar, y el escenario en Poniente es muy distinto que al principio. Con Robb Stark fuera de juego y los pocos norteños que no se rinden al comando de Brynden “el pez negro” Tully, débiles y sin representar demasiada amenaza; Tywin Lannister tiene la vía libre para ocuparse de los traidores a la corona: Stannis Baratheon y Balon Greyjoy. El nuevo Rey de las Islas de Hierro piensa que Tywin le agradecerá haberle dado por la espalda a los Stark legitimando su título. Pero sabemos lo que hace Tywin con los traidores. La verdadera amenaza es Stannis, que con la ayuda de Melisandre tiene más de un as bajo la manga.

Aunque el Rey Niño, Joffrey sigue ocupando el Trono de Hierro, es por todos sabido que el que maneja todo eso es su abuelo. Pero también entre sus propias filas puede haber traiciones. Los Tyrell ya quisieron arrebatarle a su rehen, Sansa Stark; y Cersei sospecha –con razón, por una vez– que el poder de los Lannister se sustenta demasiado en el de los Tyrell. Lo mismo sucedió cuando los Targaryen dependían demasiado de los Lannister. Sólo dos lugares han permanecido ajenos a la guerra, el Nido de Águilas y Dorne. Ahora que Meñique es señor de Harrenhal y pretende casarse con la viuda Lysa Arryn para convertirse en Guardián del Oriente y uno de los hombres más poderosos del reino… sólo él sabe qué juego está jugando, pero no nos olvidemos de ese trozo de piedra con fama de castillo inexpugnable.

Por otro lado, desde Lanza del Sol llega Oberyn Martell; invitado por Tyrion Lannister para unirse a su causa o al menos mantener la neutralidad. Para eso lo soborna con un asiento en el Consejo y la promesa de justicia por su hermana Elia Martell, la esposa de Rheagar Targaryen… asesinada junto con sus hijos por orden de Tywin Lannister. No es de extrañar que él no esté nada complacido con su hijo. El príncipe de Dorne es peligroso para la casa Lannister, y la boda de Joffrey con Maergary Tyrell es una buena oportunidad para mostrar su poder. Los Tyrell tampoco lo tienen en estima, porque fue él quien dejó tullido al heredero de Altojardín, Willas. A Oberyn le gustan las chicas, los chicos, la buena comida, el vino; y según dicen algunos, el veneno. Eso le ha valido el apodo de Víbora Roja. Los dornienses siempre fueron leales a la casa Targaryen, y llegado el caso serían los primeros en cambiar las capas a favor de la última de los Targaryen.

Respecto a Daenerys, una vez derrotadas Astapor y Yunkai, sigue su viaje por la Bahía de los Esclavos; no para conquistar sino para liberar. Su siguiente paso por las ciudades esclavistas es Meereen, la más importante, más grande y poderosa que las otras dos sumadas. En muy poco tiempo se ha convertido en un jugador mayor en el escenario político de Essos; pero la liberación de los esclavos puede volverse en contra, ya que necesita encontrar con qué alimentarlos. Además, según la predicción de la Casa de los Eternos, aun le quedan sufrir dos traiciones, una por oro y una por amor; así que nadie es confiable para Dany.

Finalmente, en la Guardia de la Noche, sólo Sam y Jon sobrevivieron y están encargados de contar lo que vieron sorbe los Caminantes Blancos. Dejamos a Jon huyendo de los Salvajes para consternación de Ygritte sintiéndose traicionada, y volviendo herido al Castillo Negro. Ahora que el Viejo Oso, Mormont ha muerto a manos de sus propios hermanos negros, la Guardia debe elegir un nuevo Lord Comandante. Tywin Lannister pretende ser el sponsor de Janos Slynt, a quien Tyrion había enviado al muro para sacárselo de encima. Pero con el inminente ataque de los salvajes al Castillo, probablemente elijan a alguien más idóneo. Además, con Bran y Rickon dados por muertos, Jon es lo único que queda de la sangre de Ned Stark en línea masculina; y eso lo pone en peligro.

También se ha anunciado que se mezclan un poco las líneas cronológicas que aparecen en los libros. Por ejemplo, especialmente en la historia de Bran buscando al cuervo de tres ojos y encontrando criaturas mágicas que no deberían aparecer hasta Danza de Dragones, el quinto libro de la saga. Pero de todos modos, esto ya lo habíamos visto antes, retrasando la aparición del príncipe de Dorne a la temporada 4 o adelantando la escena de las torturas de Theon Greyjoy a la temporada 3. Igualmente no olvidemos que el orden cronológico de cada punto de vista no es perfecto, sino que algunas cosas ocurren a la vez.

Con un promedio de 5,4 millones de espectadores en la temporada anterior, Game of Thrones vuelve el mismo día que Veep y aparece junto con la premiere de la comedia Silicon Valley; por lo que la noche del 6 de abril será de ranking reñido en los Estados Unidos. Pero mientras tanto, Game of Thrones ya se ha ganado el podio como la serie más descargada ilegalmente de la historia, incluso más que Breaking Bad y The Walking Dead, y la audiencia sigue subiendo. Entre las temporadas 2 y 3, hubo un salto en la cantidad de público, ¿será gracias a las descargas ilegales? Pero lo cierto es que HBO es en cualquier país un canal Premium, con lo cual para ver Game of Thrones tenés que pagar. De este modo, es normal que el Internet lo ofrezca gratuitamente. Más allá de esto, lo que impresiona es la cantidad de espectadores sin contabilizar que se suman a los cinco millones y medio que lo ven por televisión. Números impresionantes, y si las predicciones son acertadas, no harán más que crecer.