Etiquetas

, , ,

En esta temporada de premios, la American Film Institute no se queda atrás. Desde le 2000 que otorga los AFI Awards a lo mejor del año. Algunas series repetidas, consagradas desde hace varias temporadas; pero algunos novatos han sorprendido al entrar al ranking. Además, la influencia de Netflix en las nuevas series.

mejores series AFI

No es un secreto que la última temporada de Breaking Bad arrasó con varios premios, y esta no es la excepción. Lo mismo ocurre con una vieja conocida, Mad Men; y con Game of Thrones que está por empezar su cuarta temporada. Pero lo interesante es que ninguna de ellas ocupa el primer puesto. El oro se lo lleva The Americans, ambientada durante el mandato de Reagan y la guerra fría, cuenta la historia de una pareja que son agentes encubiertos de la KGB viviendo vidas supuestamente normales en territorio norteamericano. En FX pasó un poco sin pena ni gloria, no tuvo demasiada publicidad; pero lo interesante es que se trate de una serie nueva. Al contrario de lo que pasó con los Emmys, aquí el Instituto renueva bancas, y eso es algo bueno.

El segundo puesto es para los ya consagrados Heinsberg y Pinkman, de Breaking Bad; y la historia de las guerras de Poniente llegan al tercer lugar. Aunque la historia del profesor de química y narcotraficante terminó, Game of Thrones está confirmada para una nueva temporada en la que seguimos preguntándonos quién ocupará el famoso y horrible trono de hierro y gobierne los siete reinos. En el puesto cuatro tenemos a otra vieja conocida, The Good Wife. La vida de Alicia Florrick, interpretada por Juliana Margulies a quien conocemos por haber trabajado junto a George Clooney en ER; cambia radicalmente cuando su ex esposo es relevado de su cargo y encarcelado bajo una acusación de corrupción.

Una nueva sorpresa de este 2013 ha sido House of Cards, protagonizada por Kevin Spacy. Consiguió nueve nominaciones a los Emmys, lo que es mucho decir, considerando que esta serie sólo se estrenó para Netflix. Internet le está ganando a la TV tradicional y la industria debe adaptarse, el hecho de que a esta serie le haya ido tan bien, ¿es un indicador del cambio de paradigma? Recién en el sexto puesto encontramos a una de las más antiguas del ranking. Mad Men se estrenó en 2007 y recién termina la sexta temporada. Está ambientada en los ’60, en donde el publicista Don Harper lleva adelante una exitosa vida profesional y familiar. Aunque esconde un oscuro pasado, y le es infiel a su esposa prácticamente con todo aquello que se le cruce.

Más sorpresas en el séptimo puesto para Masters of Sex. Aun no termina de emitir su primera temporada y ya está en los rankings de lo más visto. Cuenta la historia de dos profesionales, el ginecólogo William Masters, interpretado por Michael Sheen; y la sexóloga Virginia Johnson. Ellos comienzan investigaciones sobre el sexo en secreto. Todo ocurre en un pequeño laboratorio escondido, durante los años ’60; pero pronto se convertirán en los mayores expertos en sexo del país. Otra nueva serie que ingresa al ranking es Orange is the New Black. Al igual que House of Cards fue desarrollada para Netflix. Recién termina la primera temporada, y está preparando la segunda. Piper Chapman es condenada a prisión por transportar dinero del narcotráfico. Allí se encuentra con su ex novia, la verdadera culpable de que ella esté en prisión. Por otro lado debe lidiar con su prometido, Larry; el pobre muchacho que no sabe qué está ocurriendo realmente.

El noveno puesto es para Scandal, que ya está por estrenar su tercera temporada. Viene de los creadores de Grey’s Anatomy, pero no se parece en nada. Cuenta la historia del estudio de abogados Pope & Associates, que se especializa en resolver crisis y escándalos mientras protege la imagen de sus clientes. Más sobre relaciones públicas que abogados, sus clientes son la elite del país. Finalmente, en el último puesto de este top ten está Veep, que también repite. Es una comedia donde la ganadora del Emmy, Julia Louis-Dreyfus interpreta a la Vice-Presidenta, Selina Meyer. Pero cansada del rol de segundear, su relación con el Presidente es tensa, e hilarante.

Por mi parte, pienso que el ranking de la AFI ha estado demasiado abocado al drama. Hubiera faltado alguna comedia como The Big Bang Theory o Modern Family; que arrasaron en otros premios. De todos modos me parece muy positiva la inclusión de nuevas series, al contrario de lo que ocurre con otros premios que prefieren apegarse a la trayectoria sin prestar realmente atención a lo nuevo. Además, es notoria la influencia que ha tenido Netflix en las series, y es probable que veamos aun más series emitidas únicamente por Internet en los premios de los años próximos. ¿Qué opinan? ¿Cuál agregarían al ranking? ¿Sacarían alguna?