Etiquetas

, ,

Como todos los años, y como es su costumbre de elaborar rankings sobre todo; Forbes calculó cuáles son los actores menos rentables. Algunos son una sorpresa, a otros los condiciona un mal momento en sus carreras. El cálculo se realiza teniendo en cuenta las tres últimas películas de cada actor, su salario, el presupuesto de la misma y los gastos promocionales. De este modo, se calcula cuánto devuelve la película por cada dólar invertido en pagarle al actor. Las estrellas cobran millones por cada film, algunos valen la inversión. Estos claramente no, pensemos que tienen mal retorno de inversión.

actores menos rentables

Adam Sandler. Por cada dólar que se le paga, la producción recibe de retorno 3,40. No está tan mal, considerando que en 2011 Drew Barrimore tenía un retorno de inversión de 40 centavos. Pero considerando los últimos tres años, a Adam Sandler no le fue tan bien con Jack & Jill y That’s My Boy.

Katherine Heigl. Un poco más, con un retorno de inversión de 3,50. Es una pena, porque se perfilaba como la siguiente estrella de las comedias románticas como hubiera sido Julia Roberts en los ’90. Le sigue Reese Witherspoon. Por cada dólar que se le paga, la producción gana 3,90. Esta en medio de una reinvención de su carrera, los días de Legally Blonde quedaron atrás, y ha estado haciendo papeles menores pero diferentes, como en la aclamada Mud.

Nicholas Cage. Vamos subiendo un poco, esta vez el retorno de inversión del actor es de 6 dólares. Aunque tiene tantas películas, no descansa; y parece que fueran mitad buenas y mitad malas. Así que tiene motivos para estar aquí. Kevin James, rozando a su predecesor con 6,10. Había estado en la lista de los actores mejor pagados, pero con la reciente producción de Here Comes The Boom, volvió al fondo.

Denzel Washington. Por cada dólar que se le paga, la película devuelve 8,10. No está tan mal, dentro de todo. Era una de las estrellas más confiables de Hollywood, pero su aparición ya no es garantía de que la taquilla sea un éxito. Parece que el éxito que cosechó con Hombre en Llamas ya se agotó, aunque nunca nos vamos a olvidar que la venganza es un plato que se sirve frío.

Steve Carrell. Pasamos a las dos cifras, por cada dólar, devuelve 10. Tomar un rol menor en Hope Springs había sido una buena decisión, pero casi que lo arruinó con The Incredible Burt Wonderstone. Por otro lado, Jennifer Aniston. La ex de Brad Pitt y estrella de Friends devuelve solamente 10,60 por cada dólar que se le paga. Horrible Bosses estuvo bien, ganó 210 millones. Pero a Wanderlust le fue bastante mal, sólo 22 millones.

Matt Damon. ¿Es en serio? Pero igual que Jennifer, devuelve 10,60 por cada dólar. Fue culpa de Behind the Candelabra, pero no olvidemos que fue lanzada sólo para televisión. De haber habido presupuesto, se hubiera lanzado en el cine. Si se hubiera lanzado en cine, hubiera recaudado más. Un círculo vicioso. Se estrenó en HBO, que es Premium en todo el mundo, o sea que para verla igual había que pagar. Pero el retorno de inversión no fue lo mismo. Por último, Ryan Reynolds. El más caro del ranking llega apenas a los 10,70. Pero con R.I.P.D., película yankee veraniega, no le fue tan mal.

Aunque no se vea tan mal, tenemos que ver todo el conjunto. Si una película sale 70 millones y gana solamente 100, no se justifica demasiado la inversión. Lo mismo ocurre con los actores. Incluso algunas veces a la película le fue tan mal que la productora acabó perdiendo dinero. Me había parecido improbable, pero ocurre. Además, actores de buena calidad han ingresado al ranking, dejándonos la lección de que no son garantía de que la película recaude. Actores como Tom Cruise ya han estado en este ranking antes y lograron salir, otros repiten como Reese Witherspoon. Esto nos hace preguntarnos qué pesa más, ¿una buena actuación o un buen guión? ¿Puede un mal guión salvarse con una buena actuación, y viceversa? ¿Qué opinan?