Etiquetas

, , ,

El martes fue la premiere mundial de Catching Fire, la segunda parte de la trilogía de Hunger Games, en Londres. Allí, la actriz ganadora del Oscar que interpreta a la protagonista, Katniss Everdeen, nos recordó por qué es tan adorable y la amamos.

BRITAIN-ENTERTAINMENT-FILM-PREMIER-HUNGER GAMES

Primero que nada, casi no llega a horario para la premiere, y cuando se le pregunta por qué; nos cuenta que se olvidó su pasaporte… en otro estado. Para esto debió tomar un taxi aéreo de 12 horas y rogar por llegar rápidamente, para luego verse obligada a contratar un avión privado hasta Londres donde la esperaban sus co-protagonistas desde hacía rato.

Y sin embargo, llegó perfecta y divina como siempre, en un vestido de Dior con la pollera salpicada de  pequeñas manchas de colores; y luciendo su nuevo look con pelo corto. Pero en un momento dado, como si no fuera lo suficientemente adorable, abandonó la alfombra roja. Eso generó caos entre los organizadores, pero tuvo una buena razón: se dedicó a consolar a una pequeña fan que lloraba. Fue hacia la niña y le dio un beso y un abrazo, para luego sacarse una foto con ella en lo que sin duda será un recuerdo para toda la vida.

Lo interesante de todo esto es lo humilde que es ella, aun a pesar de haber tenido tanto éxito. También nos cuenta que luego de haber ganado el Oscar a Mejor Actriz por Silver Linings Playbook mientras seguía rodando la trilogía de The Hunger Games; se convirtió en el blanco de las bromas de sus compañeros. Woody Harrelson, quien interpreta a Haymitch, estaba atento a si Jennifer cometía algún error o se olvidaba una línea para repetirle a modo de troll que devuelva el Oscar, una y otra vez.

Además, la actriz habló sobre su papel de Katniss y lo que significa para ella. “Cuando yo estaba creciendo no tenía una heroína femenina como es Katniss. Pienso que es un modelo de mujer maravilloso para las niñas, y estoy muy orgullosa de interpretar a un personaje como ese”. Con su conocido activismo en contra de los trastornos alimenticios, no pudo evitar hablar también sobre eso en referencia al personaje que interpreta.

“Tenemos la habilidad de controlar la imagen que las niñas van a ver, han visto demasiado de un cuerpo que nunca podrían obtener. Es una oportunidad maravillosa en esta industria. Además, pienso que es mejor verse fuerte y saludable; siento como si Kate Moss corriendo hacia ti con un arco y una flecha no sería realmente aterrador”, afirmó sin pelos en la lengua, en referencia a la extrema delgadez de la modelo, que puede notarse incluso en lo huesudo de sus pómulos.

Ya que estaba en eso, no perdió la oportunidad de atacar a la ex novia de su compañero Liam Hemsworth, Miley Cyrus. No es que la haya culpado particularmente, pero piensa que ha recibido presión para convertirse en un objeto sexual desde una muy temprana edad. “Es una parte de la industria del entretenimiento que vende. El sexo vende, y por alguna desagradable razón, el sexo demasiado joven vende aun más”. Un concepto clarísimo.

Aun cuando critica, no deja de ser adorable. No sólo una excelente actriz, sino humilde y preocupada por la salud física y mental de los consumidores de las películas, algo que no resulta demasiado común. Además, no tiene reparos en mostrarse como una persona normal, sin darse aires de grandeza, sin necesidad de ocultar que se había olvidado el pasaporte como puede ocurrirle a cualquiera. Hay que amarla.

Catching Fire se estrena el 21 de noviembre en todo el mundo, y al día siguiente en nuestro país. Ver trailer: