Etiquetas

, ,

Esta semana se estrenó la nueva Carrie, también se producirán las nuevas versiones de Hellraiser y The Crow; así que para no quedarse atrás hay aun más remakes. Esta vez hablamos de Pet Sematary e It, basadas en novelas de Stephen King. No sólo de terror japonés vive Hollywood, también de terror americano. ¿Se quedan sin ideas? ¿O estas películas han sido tan buenas que la idea es que la disfrute una nueva generación? De cualquier modo, si está bien hecha, la remake puede ser estupenda. Pero no creo que una mejor tecnología traiga aparejada necesariamente una mejor narración, y podrían acabar siendo aberrantes.

cementerio de animales e it

En el año 2004 comenzaron las tratativas para comprarle a Paramount Pictures los derechos de Cementerio de Animales, que concluyeron en 2010 pero recién se comenzó a encarar el proyecto este año. Matt Greenberg, quien ya había adaptado 1408; junto con David Kajganich, son los orgullosos escritores de la nueva adaptación de esta novela de King. Kajganich afirmó que fue una de las mejores experiencias de escritura de su carrera, creativamente hablando.

Pero por otro lado, se llevó un disgusto a la hora de encontrarse con los ejecutivos de la Paramount. “Querían apelar a audiencias más jóvenes, así que se habló de hacer que una Ellie adolescente se convirtiera en el personaje principal, entre otros cambios. Me rompió el corazón, pero así funciona el proceso a veces” declaró, lamentándose. Frente a esto remata que el proyecto está en pie y funcionando, pero no aclara cuál ha sido la dirección que finalmente decidieron tomar, así que es una sorpresa.

Con It, parece haber tenido mejor suerte. Los dos escritores de Pet Sematary también se han dedicado a la adaptación de la miniserie de Tim Curry, y afirman que el hecho de que sea en cine y no en televisión abierta les da la posibilidad de poner muchos más momentos perturbadores. “Yo pienso que el Pennywise en nuestra adaptación es menos autoconsciente de su propia ironía y surrealismo que el Pennywise de Tim Curry”, afirmó Kajganich, y me está llevando a pensar que el nuevo Bob Gray será más atemorizante.

Por otro lado, la mayor diferencia es que trabajan con dos tercios del tiempo en pantalla del que se tenía en la miniserie, pero para el escritor esto no significa necesariamente dos tercios de la historia. El desafío radica en adaptar el guión de modo tal que algunas escenas resulten redundantes, o puedan sobre entenderse sin necesidad de mostrarlas. “Este es un proceso interesante, porque la idea es intensificar el todo, temáticamente; y eso puede llevar a sorpresas dramáticas”, explica el escritor.

Pues bien, no es que sea una gran defensora de las remakes; pero pienso que la idea de todo esto es que nuevas generaciones se enamoren de los clásicos. Quizá no es la manera de hacerlo. Quizá podrían remasterizar la cinta, o cambiar el soporte analógico al digital y luego retocarlo; para volver a estrenarla en cines. Pero como todo, es un gran negocio. Se dice que las segundas partes nunca fueron buenas, las remakes muchas veces tampoco; y el riesgo está en que acaben arruinando historias que marcaron generaciones. De hecho creo que Pet Sematary fue la única película de terror que vi en la vida entera que realmente me asustó. Pero como todo, habrá que esperar para ver. Los estrenos de estas dos se planean para 2015, y aun no tenemos siquiera un trailer para ir viendo. Así que crucemos los dedos y esperemos que estén a la altura de los originales.