Etiquetas

, ,

¿Sabías que lo que crea la verdadera emoción en las películas es la música? Enfrentémoslo, sin ella sólo veríamos un par de chicos guapos robarse besos, o una rubia semidesnuda caminando por una casa embrujada con cara de acongojada, preguntándonos por qué se olvidó de ponerse la ropa para ir a buscar a un asesino serial. Probablemente hasta nos daría risa. Pero con la música es otro cantar, valga la redundancia. Esto es lo que nos hace tensar en una escena previa a la batalla, o emocionarnos con el reencuentro de una familia o una feliz pareja.

filmmusic

A la hora de crear ambientes, la música es todo; y vamos a repasar algunos de las mejores canciones originales creadas para el cine.

Dirty dancing. El que no se encontró tarareando The Time of my Life probablemente no haya nacido en este planeta. La historia del profesor de baile y la  adolescente que se abrazan al ritmo de la música venciendo las dificultades familiares se convirtió en un clásico de los ’80 mientras que la canción ganó un Oscar y un Globo de Oro en 1987.

Romeo + Juliet de 1996, con Leo Di Caprio y una Claire Danes adolescente antes de Homeland. El tema principal, Lovefool definió una generación a tal modo que recordamos mucho más la canción que la película. Ganó el premio BAFTA (Premios de Cine de la Academia Británica) a mejor música en 1997. Sin embargo, ese año Leo también estrenaba Titanic, y el viaje de James Cameron opacó a la versión libre de Shakespeare.

Titanic. Si tuviera un peso por cada cumpleaños de quince en el que la chica entraba con My Heart Will Go On, de Celine Dion. Esta canción cambió el mundo de las baladas para siempre, y ganó un Oscar. Fue número uno en Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Canadá y Australia; y se considera la canción más exitosa de la historia interpretada por una mujer, habiendo vendido más de 30 millones de copias. Y los casamientos y fiestas de quince ya no fueron lo mismo.

El guardaespaldas. Probablemente la canción de amor más reproducida en la historia de la humanidad, de la mano de Whitney Houston, I Will Always Love You. Se convirtió en el soundtrack de una película más vendido de todos los tiempos, con más de 42 millones de copias en todo el mundo. De todos modos tuvo dos nominaciones al Oscar a Mejor Canción Original y ninguna fue esta, sino I Run to You y I Have Nothing.

Purple Rain, de Prince; canción de la película de mismo nombre. Otro soundtrack que se comió a la película, igual que Lovefool. Adquirió vida propia y hasta Charly García hizo un mash up con esta canción. Es una power ballad que se convirtió en el ícono de Prince y la tocó en todos sus conciertos desde entonces. Por si fuera poco, fue grabada en vivo en el club First Avenue de Minneapolis, aunque luego se retocó.

Fiebre de Sábado por la Noche. Los Bee Gees le mostraron al mundo que la música disco puede ser cool incluso hoy, y fueron los autores de una de las frases más icónicas de la música: “Staying Alive”. Hasta Moriarty lo adoptó como filosofía, pero por alguna razón no ganó ningún Oscar.

Moulin Rouge. Todas las canciones son fantásticas, pero si tengo que elegir una me quedo con Elephant Love Medley. Amor trágico más allá del cliché de Romeo y Julieta, las divas, los trajes, la bohemia. Ganó el Globo de Oro a mejor banda sonora en 2002 y el BAFTA a mejor sonido y mejor música original. Eso y renovó un género que desde los ’80 se creía perdido, la comedia musical en el cine.

Cinema Paradiso. El Tema Finale, compuesto por Ennio Morricone para aquella escena que compilaba todos los besos del cine. Sencillamente no puedo imaginar la historia del cine sin esta melodía icónica. Cuenta en sí misma una historia de amor, no entre dos personas, sino el amor al cine y lo que podía generar en la posguerra. Esperanza, ese es el mensaje. Gano el Oscar a mejor película de habla no inglesa y la banda sonora ganó un premio BAFTA en 1991. Aun así creemos que estos premios no le hicieron justicia.

Seguramente hay otras bandas sonoras memorables. Incluso sólo con los acordes del inicio de Star Wars puedo evocar un universo entero, y hay muchas más. La música es todo para crear el ambiente, y la banda sonora original no debería poder separarse de los lugares y los personajes que les dan sustancia. ¿Ustedes qué opinan? ¿Cuál agregarían?