Etiquetas

, , , ,

Porque como veníamos diciendo, hay talento en cada esquina, lo que en fotografía me ha atrevido a llamar la belleza secreta. Me gusta preguntarme qué tan vasto es el mundo, y que el lector se pregunte dónde hay espacio para tanto talento. Nos gusta el mainstream, pero sabemos que el periodismo no muere en la política, la literatura en García Márquez, ni la fotografía en David LaChapelle. Para los literatos que se esconden en los rincones de la tierra esperando que los descubramos es este post. Patricio Robles Keller nos comparte de su autoría los mandamientos de un creador literario. Aunque yo pienso que sirve para cualquier creación. Vamos, quiero leerlos a todos. ¡Ahora con internet todo es más fácil!

large

1- Escribe lo que tú quieras, lo que a tí te guste, no lo que te digan.

2- No escuches mucho a los críticos destructivos, ellos sólo pretenden desvalorizar tu trabajo, recuerda que tú tienes un arma mucho más poderosa que ellos; la creación.

3- No temas, no todos los críticos son destructivos. Hay quienes critican constructivamente. A estos escúchalos pues sus ideas pueden constituir provechoso aporte para tu literatura.

4- Si tu familia no te apoya, no le des importancia y actúa tal como lo harás con los críticos destructivos.

5- No omitas temas de índole política, social, y religiosa pues son parte de la realidad y de este planeta, y aparte, constituyen tu valiosa opinión.

6- No temas a los elementos eróticos, no temas describir una relación sexual y recuerda dos cosas. Primero; la guerra es obscena, el cuerpo humano no lo es. Segundo; piensa en qué sucedería si cesara la sexualidad, sencillamente se extinguiría la especie humana.

7- Adapta todo a la literatura. Un viaje al campo, una caminata por una calle populosa, una mirada a las estrellas, un sueño, cualquier hecho de tu vida o de la vida de quienes te rodean.

8- Haz uso de los condimentos literarios. Si por ejemplo en tu trabajo el tema central es el amor, no temas describir con lujo y detalle una situación que no tenga relación alguna con el argumento. Aquello tiende a enriquecer tu creación.

9- Si algún lector de tu creación te dice que lo tuyo tiene mucha semejanza con otras obras literarias o cinematográficas, no le des importancia. Todo ya ha sido escrito, quizá la originalidad ya no exista, además muchos autores de renombre mundial tienen influencias de otros autores u obras.

10- Lee mucho, cultiva el conocimiento, amplía tu criterio, vive intensamente la vida. Esto mejorará notablemente la calidad de tu literatura.

11- Cuando te inicies como escritor piensa bien por qué lo haces. Que predomine en tí la pasión por la literatura y no exclusivamente futuros intereses financieros, lo cual no significa que debas renunciar a la posibilidad de editar.

12- Respecto a la edición de tu trabajo, intenta que no te lo modifiquen si tú crees plenamente en tu estilo y capacidad. No prostituyas tu obra por unos cuantos billetes. Recuerda, tu estilo es propio y sólo tú puedes alterarlo.

13- Si estás en una etapa de crecimiento y piensas que lo que escribiste cuando tenías menos edad es infantil, no te preocupes. Vuelve a hacerlo y haz las mejorías que estimes conveniente.

14- Si las condiciones para trabajar en tu creación son adversas, no te rindas. Lucha, persevera y verás que lo podrás lograr. Nunca dejes un trabajo a medio hacer.

Patricio Robles Keller
Todos los derechos reservados